Asparrena
Asparrena www.asparrena.net

GORDOA

Se halla enclavado a los pie de la Sierra de Narvaja, a 633 m. de altura. Número de habitantes: 34 (2014).

 Historia

En 1025, a este pueblo se le llama “Gordova”. En el siglo XIII aparece con el nombre de “Cordoba”. En la visita del Licenciado Gil, a mediados del siglo XVI, aparece como “Gordoba” y “Guordoa”; en esa fecha tenía 15 vecinos, y estaba servida su iglesia por dos clérigos.
En el siglo XVII, el capitán Miguel Alonso de Mezquía, un indiano natural de Gordoa, fundó en 1663 una capellanía. Destinó para ello 8.000 pesos, y puso como condición crear una escuela en la que los niños del pueblo pudieran aprender a leer y escribir.
Pascual Madoz, a mediados del siglo XIX, describe así este pueblo: “...situado en una colina, con vistas alegres y deliciosas; clima bastante frío, azotado por el viento norte y propenso a afecciones pulmonares; tiene 20 casas, escuela para ambos sexos, concurrida por unos 24 alumnos y dotada con 28 fanegas de trigo... Dentro de esta circunferencia hay buenos montes con robles, hayas, infinidad de arbustos y matas bajas. El terreno es regular y llano; lo baña un riachuelo y un río que baja del monte y aumenta el caudal del Zadorra junto a Maturana; brotan fuentes, una de ellas sulfurosa, por todas partes; no faltan prados naturales con buenas hierbas de pasto... Producción: trigo, cebada, avenas, maíz, patatas, lino, cáñamo y legumbres; se cría ganado vacuno, lanar, caballar, de cerda y cabrío; hay caza de toda especie, y pesca de truchas y anguilas muy finas... Hay 15 vecinos y 90 almas” .
A sus vecinos se les ha dado el apodo de “txingurris” o “txindurris”. En euskera, “txingurris” significa “hormigas”.


Iglesia

La iglesia está dedicada a la Asunción de Nuestra Señora. Es medieval. Destaca su portada, del siglo XIII, la cual es una de las más sobresalientes del entorno. Algunos de los elementos decorativos están relacionados con otros templos de La Llanada, como Argandoña, Durana y Otazu.
El edificio actual en su conjunto es del siglo XVI, pero una mirada atenta podrá hacernos descubrir en el costado sur piedras decoradas, restos reaprovechados del edificio anterior.
El retablo mayor es un buen ejemplar, del siglo XVII. Podemos destacar, a ambos lados del sagrario, las figuras de los cuatro evangelistas. Son buenas esculturas y se hallan bien policromadas.
También cuenta con otros dos retablos del siglo XVII. El retablo lateral de la Inmaculada lleva dos imágenes, la de San Pedro y la de San Bartolomé, que probablemente sean de dos antiguas ermitas ya desaparecidas.
La torre de Gordoa está situada al SE de la Iglesia; es decir, en su cabecera en vez de a sus pies como suele ser habitual. Por este motivo, algunos denominan a este lugar “el pueblo de la torre al revés”. La leyenda explica que un fuerte viento llevó la torre de San Román hasta allí, quedándose para siempre en su nueva ubicación. Ello explicaría el hecho de que San Román no tenga torre y el motivo por el que Gordoa la tenga en un lugar tan inusual.


Ermitas desaparecidas

La historia nos dice que, en Gordoa, hubo tiempo atrás varias ermitas. No fue una excepción esta abundancia de ermitas, pues casi todos los pueblos contaban con alguna en su entorno geográfico.
La ermita de San Bartolomé se encontraba al este del pueblo, a medio kilómetro de distancia, entre Gordoa y Galarreta. Tenía Cofradía. También recibía mandas testamentarias. Se reedificó en 1858.
Aunque del edificio apenas quedan restos, sí ha perdurado la devoción a este santo, cuya imagen se guarda en la parroquia.
El día de San Bartolomé se guarda fiesta, se celebra misa y se hace comida de hermandad. En tiempos anteriores se hacía, incluso, procesión alrededor de la iglesia. También se tenía costumbre de hacer rogativas a este santo.
San Bartolomé es abogado del miedo. Como forma de contrarrestarlo, había costumbre de besar la cadena que ata al diablo.
La ermita de Santa Cruz fue citada por el Licenciado Gil a mediados del siglo XVI. Ya no existe.
La ermita de San Pablo se ubicaba en un altozano al SO del pueblo.


Camino de Santiago

A los pies de Gordoa transcurría un viejo camino, el denominado “Camino de Postas a Francia”. Venía desde Vitoria, pasando por Arbulo, Audícana y Luzuriaga. Después de llegar Gordoa, se dirigía a Galarreta y San Adrián.
El conocido Camino de Santiago dejó por estas tierras huellas interesantes, dignas de tener en cuenta. Una de ellas es el topónimo “San Salvador”, ubicado entre Gordoa y Galarreta.
En este pequeño alto, situado cerca de la muga con Galarreta, pero en la jurisdicción con este último pueblo, se hallaba una ermita. Al labrar esta zona, se encuentran aún restos de piedra y teja. Todavía subsistía a mediados del siglo XIX.
En esta ermita radicó la cofradía del Apóstol Pedro desde 1686. Los cofrades se reunían el primer domingo de septiembre. Celebraban también otras fiestas: el Corpus, San Esteban, la Natividad y San José.
Micaela portilla nos dice así: “Respecto a la advocación de San Salvador, recordemos la importancia que en el mundo cristiano occidental alcanzó la consagración de la basílica del Salvador en Roma por el papa San Silvestre en el siglo IV, reinando el emperador Constantino, y la reiteración de este título en monasterios y santuarios de los primeros reinos hispanos -Leire, Oviedo, Valdediós y Oña entre otros-. Tengamos también en cuenta la presencia del nombre de “El Salvador” o “San Salvador” en iglesias que pueden contarse entre las más viejas de Alava, como el eremitorio rupestre de Marquínez o el monasterio de San Salvador de Gurendes; en parroquias muy antiguas, como la de Espejo o Basabe en Valdegovía, y en ermitas situadas en caminos altomedievales como las desaparecidas de Campezo, Contrasta y Labraza, entre otras muchas. Todos estos datos parecen señalar la remota antigüedad de esta advocación de San Salvador en Galarreta, al igual que en los templos citados” .

 

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

Copyright © 2013 Asparrena. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative